El desamor y sus consecuencias a través del maltrato

Muchos hombres se creen buenos porque jamás han golpeado a una mujer. No hace falta golpear para hacer daño. La infidelidad duele, los insultos duelen. El silencio duele, las mentiras duelen, dejar a una madre soltera duele. No hay nada mas peligroso que un hombre cruel fingiendo ser una persona buena

Pero a mi lo que me preocupa es el otro maltrato, el que no deja marcas en la piel y así como hay quienes abandonan con la excusa de que les falta algo, están los que adoptan porque reciben todo lo que necesitan.

Tuve que hacerlo, lo siento, amarte en silencio, besarte en sueños, abrazarte con una mirada, una sonrisa, quererte en secreto, lo siento pero tuve que hacerlo. Tu ausencia me grita que has conocido a otro, yo le daría todo por confirmarlo. Ojala pudiera verte con alguien, de ser así le daría a mis dedos un buen motivo para soltar este clavo ardiendo. Tu no lo harás, se que te encanta ver como mis heridas escupen sangre con tu nombre.

Y eso duele

Una noche mas se tumba con canciones de fondo. Ni las elige; que suenen como quieran. Pensando se da cuenta de que siempre lo da todo por todo el mundo. No lo puede evitar, le sale por puro instinto. Su forma de ser, prefiere que todos estén bien a estarlo ella misma, ese bucle desde que nació.

Estar para todos, para todo, sin esperar nada a cambio. Pero eso llega un momento que explota, que la derrumba. Harta de que cuando esta mal el mundo no se cuenta. Nadie esta, nadie abraza y dice al oído aquí estaré, como ella tantas veces ha repetido. Y eso duele…

FACEBOOK – INSTAGRAM – PINTEREST

Compartir la Tristeza